> Letras Itinerantes: LETRAS ITINERANTES (12)

martes, 27 de noviembre de 2018

LETRAS ITINERANTES (12)

ENTREGA DEDICADA A  POETAS HISPANOAMERICANAS DE CINCO PAÍSES. CINCO VOCES DE LA POESÍA  EN LETRAS ITINERANTES CUYOS VERSOS ESTÁN HECHOS DE TIEMPO  Y DE ETERNIDAD, DE TIERRA Y LLUVIA Y TAMBIÉN DE INSTANTES.





                           




SANDRA URIBE PÉREZ     
Colombia

PASTOR

Descuidé el rebaño
y ahora tengo varias nubes perdidas.
Tenía que llevarlas a pastar sobre aquella montaña.
Tenía que cuidar de cada una de sus gotas.
Pero me dormí en el recuerdo de un día de lluvia detrás de la ventana.
Me quedé atrapado en la música que repiqueteaba.
En la imagen de un río.
En la voz de la sed detrás de la garganta.
Tendré que confesar que no fue negligencia.
Que ordeñé aquellas nubes
que doy por extraviadas
y me las bebí por mi cuenta.


Que ahora me estoy ahogando en un vaso de agua.




MABEL ANTONIONI
Argentina

Como un hilo de agua
así de indefinido
es mi naufragio


pero algo me empuja
me descarna
con sus aristas filosas


hasta que construyo un lugar

donde descansar de mí.




MATILDE CASAZOLA
Bolivia





TIERRA

Soy un poco de tierra
que adquirió el don milagroso
de la voz y del canto.

Si los creyerais dignos de alabanza,
ensalzad a la tierra 

bendecid a la tierra,
que ella es la dueña madre de todo
encantamiento,
la fuente origen de perpetuo milagro.

Cuando mis pies detenga, cansada de su continua ronda,
ella será mi almohada y mi reposo.

¡Oh Pachamama
escalón inmediato de la eterna armonía,
heredera suprema de mi sombra y mis huesos!
¡Salve tierra
una sola,
derrocadora de fronteras!

Por ti la voz y el canto dominaron el aire
e hicieron lagrimear a las estrellas.



MARIA LUISA MORA ALAMEDA
España



LO QUE MÁS AMO


Eres lo que más amo:
el fugitivo hueco, donde el incendio escapa.
Eres mi palabra primera,
con la que, cada día, me levanto del féretro.
Eres la melodía que mi soledad cobija,
el corazón del bosque, donde saltan los gamos.
Cada noche, un sueño anuncia tu llegada.
Cada madrugada, apareces junto a la reja,
en la que se condenan los latidos desnudos.

Eres la primavera de las rocas antiguas,
la pupila del agua en sirenas confusas,
el reino de los gnomos, que mueren junto a los lagos.
Eres el horizonte donde existe mi pueblo.
La casa en la que habito, vive frente a tu alma.
Tus besos son el roce de la lluvia primera
y mi pasión la espada que empuñas cuando me miras.

Porque existes, yo existo; y muero cuando tú mueres.
Desgarro mis vestiduras para vestir tu carne.
Todas las primaveras tienen nombre de ausencia
que yo bebo despacio, como elixir de olvido.

Cuando mi amor no ciña mi corona de sueños,
todas las madreperlas serán concha de espinas,
todas las podadoras cortarán espadañas,
fuertes como tu abrazo
bajo el sol de noviembre.

Cuando ya tu figura desvanezca sus lindes;
cuando, en tu pecho hirviente, ya no quepa mi vida,
será mi piel un resto de polvo sobre la playa
que arrastrarán las olas al fondo del abismo.

Mi vida, por amarte, ha de llamarse vida.
El tiempo, que nos lleva, no se lleva tu boca.
La sangre, que recorre mis venas, es como lluvia
que baja, desde el cielo, plagado de alegría.
Mi muerte, por amarte, ha de llamarse vida,
porque nunca se muere, si se muere queriendo.

Vivo porque estoy viva en tu muerte de estelas
que surcan el océano de un amor que no acaba.


ANGÉLICA SANTA OLAYA
México 

NO SÉ NADA

I
Cuenta la leyenda que hay dos árboles
acunando al cielo entre sus ramas
ahí donde las caderas de la tierra
rozan el torso desnudo del centauro.

Yo sólo sé que Xibalbá está tan cerca
de mis raíces como el vaho del jaguar
que aprisiona la voz de los corderos,

y sé también que,
por más que estiro las ramas
no puedo tocar la piel del sol

y que los frutos del avellano
no se dan en este alargado continente. 

II
Las bugambilias del vecino
hoy no se pusieron el traje de gala
y el silencio es una garra de jaguar
que peina con sus uñas mis cabellos

Hay una rosa, seca y marchita
arrimada a los discos y los libros.

Quisiera tocar esos pétalos
donde letras y notas
arrojan su aliento de anís

Pero hoy tengo que meter la nariz
en el hocico de la bestia
aprender el olor de los que rugen
sin que nadie se atreva a contradecirlos.

Sociedad          suciedad           oraciones
besos                abrazos            culpas

Somos apenas un puñado de arena
que se mece al compás de la marea
en el ahuecado vientre de la tierra.

III
Las escamas de la serpiente
visten mi corteza
desahuciada de veranos

Debo sostener la vertical
e intentar florecer
aferrada a la quijada de la bestia
que se traga las respuestas.

Me pierdo cada día entre renglones,
vanidosas soluciones y teorías,
y a final de cuentas
la noche acaricia mis dudas
con sus dedos lunares

Digo que leí a Borges o a Marcuse
sólo para darme cuenta
de que las rosas siguen ahí
y a veces viene la bestia
y se las acaba a mordiscos

mientras yo leo a Borges o a Marcuse…



LAS AUTORAS


SANDRA URIBE PÉREZ

 Nació en Bogotá en 1972. Poeta, narradora, ensayista y periodista. Arquitecta de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en Entornos virtuales de aprendizaje (OEI Argentina) y magíster en Estudios de la Cultura con mención en Literatura Hispanoamericana de la Universidad Andina Simón Bolívar (Quito, Ecuador). Ha publicado los libros de poesía Uno & Dios (Bogotá, 1996), Catálogo de fantasmas en orden cronológico (Chiquinquirá, 1997), Sola sin tilde (Quito, Arcano Editores, 2003) y su edición bilingüe Sola sin tilde – Orthography of solitude (Bogotá, 2008), Círculo de silencio (Bucaramanga, UIS, 2012) y Raíces de lo invisible (Popayán, Gamar Editores, 2018). Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías Oscuro es el canto de la lluvia (Bogotá, Alianza Colombo Francesa, 1997), Inventario a contraluz (Bogotá, Arango Editores, 2001), Poemas a Dios (Bogotá, Planeta Editores, 2001), compiladas por Federico Díaz-Granados; al igual que en Quién es quién en la Poesía Colombiana de Rogelio Echavarría (Ministerio de Cultura y El Áncora Editores, 1998) y Conjuro Capital Poetas Bogotanos (Bogotá, Común Presencia Editores, 2008), entre otras. Su obra también aparece en diversas publicaciones de circulación nacional e internacional. Ha sido premiada en diversos concursos literarios y periodísticos en el país y en el exterior; entre estos, fue ganadora del Concurso Nacional de Poesía “La poesía como una casa”, organizado por la Casa de Poesía Silva (Bogotá, 2011); seleccionada en el Primer Premio Internacional de Poesía Visual “Juan Carlos Eguillor” (Bilbao – España, 2012), ganadora del III Concurso Nacional de Libro de Poesía de la Universidad Industrial de Santander (Bucaramanga, 2012); y estuvo nominada al Premio Nacional de Periodismo CPB 2013, en la categoría de Investigación (Premio D’Artagnan (Bogotá, 2013). Sus poemas han sido traducidos al inglés, italiano, francés, portugués y estonio. Actualmente se desempeña como docente de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca (Bogotá).


MABEL ANTONINI

Nació en Saladillo, Buenos Aires, Argentina. Es autora del libro Sotano de Luz, publicado a finales de 2016. Integra las antologías "Mundo Literario" (2006, Ed. Nuevo Ser), "Letras y Voces 2007", "Letras y Voces 2009" y “Horizonte Literario 2012". Participa también en un libro de poesía "Revelaciones" (compilado por Ricardo Tejerina) y otro de cuentos "Cuentos bajo el portal Azul" (compilado por Wally Zambon). En 2013, la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia de Martínez le otorgó el "Primer Premio Internacional de Poesía". Concurre al taller literario de la Biblioteca 

MATILDE CASAZOLA MENDOZA 

(Sucre, Bolivia, 1943) Poeta, compositora e intérprete en canto y guitarra. Tiene hasta el momento 19 libros publicados y su obra está recogida en antologías nacionales y extranjeras. Es Miembro Correspondiente de la Academia Boliviana de la Lengua desde 1996.
Su primer libro, Los ojos abiertos, se publicó en 1967, al que siguieron Los cuerpos (1976); El espejo del Ángel (1981): Los racimos (1985); Amores de alas fugares(1986); Y siguen los caminos (1990); Estampas, Meditaciones, Cánticos (1990), Tierra de estatuas desteñidas (1992); Poesía y Naturaleza (Edición bilingüe castellano-alemana, 1993); A veces, un poco de sol (1994); La noche abrupta (1996); Obra poética (1996); Este amor que enmudeció la garganta de las aves (1999); La carne de los sueños (2004; 2007); Las catedrales subterráneas (2008); Las moradas transitorias (2009), Jardín de Claroscuros (2013). Editorial 3600 está publicando su poesía completa en sucesivos volúmenes; hasta el momento: Obra Poética Vol. I Serie autobiográfica (2015) y Obra Poética Vol. II Serie temática(2016).
En cuanto a canción, Su inspiración musical está enraizada en las formas tradicionales, a las que aporta con una visión más libre y el sello de la poesía que imprime a sus textos. Ha ofrecido recitales en Francia, Suiza y España y ejerció por varios años la cátedra de guitarra.  Diversos y famosos intérpretes graban sus obras, muchas veces adaptadas a nuevos ritmos y con diferentes propuestas estéticas.
Ha recibido numerosos premios, entre ellos la Gran Orden de la Educación por su aporte a la Cultura, 1988; el Premio a la Cultura “Manuel Vicente Ballivián”, 1995; Premio Unesco “Cerro Rico de Potosí”, 1999. Escudo de Armas de la ciudad de Sucre “a la mejor Compositora Nacional”, 2000; Premio “ORFEO Músico Latinoamericano 2002”, Valencia, España, 2002; Premio al Pensamiento y la Cultura “Antonio José de Sucre”, 2003 y, en días pasados, el Premio Nacional de Culturas de Bolivia (2017).


 MARÍA LUISA MORA ALAMEDA

Nace el 8 de Febrero del 1959, en Yepes, ciudad en la que reside.
Académica correspondiente por la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas y Artísticas de Toledo.
Ha sido incluída en diferentes antologías de poesía, entre ellas la Antología Voix Vives, de carácter internacional, Mujeres y café,de mujeres de distintos países del mundo, Mar interior, de poetas castellano manchegos, Zocodoversos, de poetas toledanos.  Cincuenta años de Adonais, poetas que han formado parte de la colección Adonais. 
Ha publicado poemas en revistas de poesía de carácter nacional .
Ha participado en el año 2014 en el Festival Internacional Voix Vives, junto a otros poetas de diferentes países del mundo.
Ha publicado: Las hiedras difíciles (Torremozas, 1986).
 Este largo viaje hacia la lluvia (Rialp, 1988), accésit del Premio Adonais 1987.
 La tierra indiferente (Torremozas, 1990), Premio Carmen Conde 1990.
La Mujer y la bruma (Melibea,1992), accésit del Premio Rafael Morales 1991.
 Busca y captura (Rialp, 1994), Premio Adonais 1993.
 Meditación de la derrota (Torremozas, 2001).
 La isla que no es (Melibea, 2002), accésit del Premio Rafael Morales 2001.
 La respuesta está en el viento (Torremozas, 2005), segundo puesto de poesía Fernando Rielo 2003.
Navegaciones (Ediciones Vitruvio, 2009).
 Poemas del Crepúsculo ( Descrito Ediciones, 2011)
 El don de la batalla ( Premio de poesía Ciega de Manzanares, 2011, Ediciones Vitruvio),
 El mundo raro ( Premio de poesía Rafael Morales 2012 ) Editorial Melibea.
El pan que me alimenta ( 1986 -2013 ) Ediciones Vitruvio
Simulacro Cero ( Premio Nicolás del Hierro 2014 ) .
Soneto de invierno ( Ediciones Vitrutio )

ANGÉLICA SANTA OLAYA

1962, ciudad de México, poeta, escritora, periodista, dramaturga, historiadora y maestra de la ENAH y de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Lic. en Periodismo y Comunicación Colectiva egresada de la UNAM, ENAH y Escuela de Escritores SOGEM-XXXV. Becada por el CONACYT para la Maestría en Historia y Etnohistoria. Primer lugar en dos concursos de cuento breve e infantil en México (1981 y 2004). Segundo lugar V Certamen Internacional de Poesía "Victoria Siempre 2008" (Argentina). Encuentros literarios en México, Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay, Emiratos Árabes Unidos, Cuba y España.
Publicada en numerosas antologías latino e iberoamericanas de ensayo, minificción, cuento, poesía y teatro así como en diversos diarios y revistas nacionales e internacionales en América, Europa y Medio Oriente. Autora de una docena de publicaciones propias de poesía, cuento, minificción y novela. Libros: Habitar el tiempo, Miro la tarde, El Sollozo, Dedos de agua, Aprendizaje del Aire (traducción), El lado oscuro del espejo, Árbol de la Esperanza, Sala de Esperas, De Leyenda, Rumor de Arcilla en Texturas Poéticas, 69 Haikus, Bajo la Sombra del Encino y Feisbuqueo luego existo. Revistas: Alforja, Siempre!, Navegaciones Zur, El Universo del Búho, Solar, Plan de los pájaros, Yuku Jeeka, Gaceta Literal, El puro cuento, Parteaguas, Carajo, Fórnix, Letras en rebeldía, Registro, Nord Literar, Panorama da Palavra, Archipiélago, Quimera, entre otros.
Su libro 69 Haikus fue el primer libro de literatura mexicana presentado y difundido en Emiratos Árabes Unidos en 2015. Jurado de importantes concursos de poesía nacionales en México. Participó del Primer Recital Hispano-Árabe de Poesía de la Feria Internacional del Libro de Abu Dhabi 2015 y del evento internacional Poetic Heart 2015, Poesía por la paz, representando a México, en Dubai. Homenajeada en 2015 por la Universidad Autónoma del Carmen. Traducida al rumano, portugués, inglés, italiano, catalán y árabe.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar Letras Itinerantes